Monólogo Crianza 2010 (DOCa Rioja)

Adquirido en la filiar de una importante cadena de grandes almacenes española, me postro ante un crianza (12 meses) perteneciente a bodegas Solar Viejo (Laguardia), 100% Tempranillo, bien para platos proteicos para aguantar los últimos coletazos de mal tiempo antes de junio.

Nota de cata: Disco granate y capa media, en nariz aromas efectivamente de crianza, destacando el cuero. Al llevar a boca, tras los 14º viene la asociación con la barrica en tanto que una buena acidez deja constancia, la persistencia en boca deja un vino equilibrado y decente.

Pues eso, crianza decente para tener por ahí, no es de los que dejan huella, pero por unos 5 euros merece la pena. Un guiso de conejo me estaba imaginando yo ahora, un plato de caza con patatas o lo que se os ocurra.

Anayón Chardonnay 2011 (DO Cariñena)

Del último Salón del Vino de las Piedras celebrado en el Auditorio de Zaragoza el pasado Abril a inicio de Semana Santa pude extraer varias conclusiones. Buena oportunidad de probar varios vinos de la DO. Las tapas lamentables, pseudo-snob, que ni las/os camareras/os sabían distinguir (con lo poco que cuesta currarse una croquetas, unos montaos, un jamón batido, un rulo de cabra con confitura...en fin). El precio era 2'50 por copa + “tapa” (…) , ahí lo dejo. 

El emplazamiento, amplio y limpio, todos hemos estado alguna vez en este recinto, adecuado para celebrar este Salón que al final se llenó; había mesas altas con taburetes altos 'tasca style' o también mesitas para el terrazeo, luego, la barra con las/os pingüinas/os detrás. El servicio en sí, había de todo: chicos, chacos, pero muchas tanto a mí como a otros clientes no sonreían (cosa unida a su función y a su retribución) y les faltaba un punto de seguridad en torno al vino, hablo de vértigo hacia hablar claramente de éste, de una mínima noción de enología así como rotundidad para recomendar y diferenciar entre todos los caldos. La rematadera fue la clausura a las 23:00 horas (…) Y no voy a hacer más leña del árbol caído (árbol que conozco además).

La calidad del producto difuminó lo regular del servicio. Entre gente del sector y risas cumplimos la asistencia a este evento joven y sin pulir aún pero que con la llegada del buen tiempo primaveral garantiza un buen rato. La valoración para esta publicación se refiere al vino que más gustó, un blanco con barrica muy esperado por toda la parroquia y muy deseado (Bodegas Grandes Vinos y Viñedos de Cariñena).

Nota de Cata: Amarillo dorado sobre capa muy baja. Olfativamente notas de barrica y en un segundo plano flores y herbáceos. Alta intensidad. En boca entrada dulce (14% vol.) , desarrollo sedoso con una acidez controlada. Final largo pero con un ligero amargor para dar complejidad a este monovarietal Chardonnay. Lo que más me ha gustado son los aromas terciarios, de crianza, que suponen un plus, una distinción respecto a la mayoría de blancos del mercado.

Si estáis aburridos de los blancos secos de siempre probad este que os aportará nuevas sensaciones. Según su enólogo (Marcelo Morales), en un blanco elaborado como si de un tinto se tratara. Tanto la fermentación alcohólica como la fermentación maloláctica se han ejecutado en barricas de roble y su posterior crianza ha durado 6 meses. Interesante.



Laus Flor de Gewürztraminer (DO Somontano)

Monovarietal vendimiado mecánicamente, maceración y fermentación en frío, previo desfangado durante 48 horas (desfangado es un paso en la elaboración del vino blanco consistente en dejar precipitar todas las sustancias sólidas que pudiera haber en el mosto para poder fermentarlo sin éstas). Choca un vino blanco que ha macerado con sus hollejos, según bodegas Laus para guardar mejor las notas varietales.

Nota de Cata: amarillo pajizo intenso en nariz (herbáceos a priori y tras oxigenar fruta blanca de hueso y un recuerdo cítrico y a moscatel). Entrada dulce (13'5% vol.), posterior desarrollo ligero pero muy equilibrado entre fruta y acidez. Final corto y aterciopelado para poner en relieve un blanco fácil de beber, ligero y aterciopelado. Retrogusto a rosas y melocotón.

Me ha gustado todo menos su precio pues ya pasa de los 10 €, relegándolo a una ocasión especial, lo que sintetiza muy bien el espíritu de la DO Somontano, vinos para celebrar, vinos para presumir, vinos para aparentar.


Vagal Cuvée Joanna 2011 (VC de Valtiendas)

En el norte de Segovia se encuentra una interesante zona vinícola etiquetada con el sello Vino de Calidad (VC) de Valtiendas. Valtiendas, pese a ser una pequeña aldea a escasos 3o minutos de Peñafiel (feudo de la DO Ribera del Duero), da nombre a un conjunto de vinos con su propio peso en el sector del vino castellano, varias bodegas se amparan como Vinos de Calidad.

Una muestra, Bodegas Vagal, que propone este monovarietal hecho con Tinta del País (Tempranillo) procedente de viñedos con un cuarto de siglo y plantados en espaldera. La elaboración destaca por sus 14 días de maceración y una crianza de 8 meses en barricas de roble francés y americano.

Nota de Cata: Aromas a barrica, fruta roja y sales minerales al oxigenarse. En boca entrada afrutada y etílica (14 grados) paso ligero y aterciopelado pero carnoso, con un trasfondo mineral. Recorrido medio-largo y postgusto a barrica. Buen equilibrio entre fruta y madera perfilados por serio criterios en viticultura biodinámica por parte del propietario de este pequeño gran proyecto.

Resultado : otra muestra más de que el Vino de Calidad está muchas veces por encima de los de Denominación de Origen. Una buena noticia es que la industria viticola repunte en este recóndito rincón de Castilla y que el amigo Jose siga llevando buen vino por todas las vinotecas de España.

Moscatel Corona de Aragón (DO Cariñena)

Desde Grandes Vinos y Viñedos (afueras de Cariñena) viene un muy popular moscatel romano para el entendido aragonés. Su peculiaridad reside que tras un prensado suave, en el momento de la fermentación alcohólica, ésta se aborta añadiendo alcohol vínico.

Nota de Cata: Color dorado precioso. Olfativamente intenso, membrillo, flores, cítricos, miel...un casi perfume. Entrada lógicamente dulce con un recorrido medio con notas de caramelo y leve amargor para coronar este Moscatel de Alejandría.

A una temperatura de servicio baja se acentúan más los tonos cítricos que equilibran más el conjunto. Bueno, no hay excusas para los amantes del vino dulce a los que por su calidad-precio no defraudará, conviertiéndose en un fijo del mueble-bar. Servir a 5ºC.

Shaya 2012 (DO Rueda)

El éxito de la variedad Verdejo es primeramente su buena relación calidad precio y su equilibrio entre frescura y aromas. Después gusta esa nota a fruta tropical para saciar a los que no pueden permitirse un Chardonnay, un Gewürztraminer o un Moscatel.

El principal vinificador de Verdejo es la DO Rueda, situada en la mitad sur de Valladolid pero coge un poquito de Ávila y otro tanto de la provincia de Segovia. Es aquí, en el oeste de Segovia (Bodegas y Viñedos Shaya, Aldeanueva del Codonal), de donde procede este Shaya 2012.

Nota de Cata: Color amarillo pajizo casi transparente, en nariz, a copa parada tiene aromas florales y varietales (cítricos y herbáceos) que tras oxigenar evoca fruta blanca de hueso. Gustativamente hablando, Shaya 2012 es goloso, etílico en su entrada (13'5 Vol.), buena acidez sin perder la serenidad y el volumen en su desarrollo. Redondo. Recorrido medio-corto con su característico toque tropical que comentaba, culminando un leve amargor para redondear el conjunto. La guinda ya es un retrogusto herbáceo para no poner ninguna pega.

Recomendable blanco que se mueve entre los 8 y 9 €, muy rico para maridar con un cocktail de marisco o de terraceo en buena compañía ahora que ya viene el buen tiempo.



Mensaje Tinto Roble (DO Ribera del Duero)

En Zaragoza, pocos bares osan cruzar los límites de lo gastronómicamente establecido, en lo referido a vinos, si hay en un bar 4 ó 5 referencias, casi siempre son marcas super comerciales, por supuesto pertenecientes a denominaciones aragonesas, o de Rioja, o Ribera del Duero ¡ Qué sacrilegio ir más allá !

Aunque éste Mensaje Tinto Roble sí pertencece a una de las denominaciones nombradas no es una marca habitual de Riebra del Duero "zaragozano", así que rompe un poco los moldes. Esta referencia luce en un típico bar de distrito-dormitorio con asistencia de jubilados, madres con carritos o parejas buscando el ambiente de tapas que sólo es capaz de ofrecer el sacrosanto y glorioso Tubo (C/ Estébanes y adyacentes).

Pero una cosa sí que tienen en común estos segmentos sociales que entro a citar, pues van a ser deslumbrados en la comida donde se sirva esta referencia : desde Bodegas Roquesan Sociedad Cooperativa (Burgos) viene Mensaje Tinto Roble (no es su única marca), de la colección Mensaje. En este caso uva 100 % Tinta del País -Tempranillo con paso por barrica durante 4 meses. A ver qué os parece.

Nota de cata: Capa alta con disco granate. Olfativamente es intenso, con notas balsámicas y frutos rojos. En boca entrada dulce, golosa y etílica (13% vol) con un desarrollo mineral que culmina con un largo recorrido. Carnoso y bien estructurado, como manda un buen Ribera. Retronasal maderizada con notas a canela y vainilla.
Mi mensaje es que este vino es un buen representante de los tintos DO Ribera del Duero, para quedar bien y disfrutar con su fruta, su barrica y su carnosidad. Bonito también ver riberas menos conocidos y sobre todo salir un poco de los clásicos o simplemente de las modas. Probar vinos nuevos.

De Muller Syrah 2012 (DO Tarragona)

Conté hace unos meses en este blog mi viaje relámpago a Reus (Tarragona) con razón de visitar la bodega De Muller asentada en las afueras de tal ciudad. Aunque el recorrido fue corto pude fijarme en la potencia de esta bodega de mano de uno de sus enólogos. Un detalle, la utilización de barricas de origen balcánico que dotaban a las crianzas de matices alejados de lo habitual.

Improvisamos una pequeña cata con vino de los mismos depósitos, todos buenos. Como estaban en faena ya digo que la visita no se extendió mucho y de la misma nave de almacenamiento elegí este monovarietal de Syrah. La imagen ya apunta maneras, pues recuerda a las etiquetas clásicas de vino francés: pocos colorines y con el dibujo del Château / Domaine / bodega, como véis en la foto.

Nota de Cata: Capa media y disco rubí, nada más descorchar poco aroma, pero después la intensidad explota (sales minerales, fruta negra en compota y varietales), más aún en boca con 13'5º por bandera, que parecen más. Tras esa entrada afrutada (de lo mejor), desarrollo ligero, carnoso, voluminoso y un final largo con tanino dulce. Discreta la presencia de la barrica (3 meses), en este caso búlgara y navarra, la justa para aportarle lo bueno, el toque goloso, la canela...Final persistente con retronasal a violeta.

Un syrah etílico, seductor, afrutado y con personalidad. De los que con un buen plato de caza o un asado en frente te deja lanzar el corcho bien lejos. Muy recomendable máxime para reuniones de negocios o reuniones familiares (no menos decisivas). ¡Que aproveche!