Viñas del Vero Chardonnay (DO Somontano)

Si les digo Lapiedra probablemente sólo les venga a la mente un famoso productor de cine o sus dos exhuberantes musas que comparten dicho apellido artístico: María y Lucía. Pues bueno, aparte de eso Lapiedra también es el nombre del pago del cual sale este 1oo % Chardonnay. En Bodegas Viñas del Vero (a 14 kilómetros de Barbastro) , del grupo González Byass. Se ha aplicado un maceración en frío con el siguiente resultado:

Nota de Cata 2016: Esta añada 2o16 cambia el diseño de la etiqueta. Los amarillos que evocan fruta amarilla como piña o plátano se cambia por un turquesa claro, un color frío que transmite el frescor de las riveras del Vero. El vino en sí con color amarillo pajizo y detalles verdosos. Nariz varietal con protagonismo para la fruta blanca de hueso. En segundo plano ecos de mantequilla o avellana. Boca envolvebte, varietal y con cuerpo. Buena acidez y final cálido ambos en equilibrio. Retro-gusto con sutiles toques de avellana.

Nota de Cata 2015: Color amarillo pajizo de manual con densas lágrimas. Nariz muy profunda, perfumada y varietal (piña, banana, tropicales, melocotón, avellana...) Entrada afrutada llena de frescor y fruta tropical. Desarrollo complejo que gira para el lado cítrico poniendo el volumen y fruta blanca de hueso que aporta el dulzor. Es amplio con ecos chispeantes en el primer trago sobre todo, lo que alarga su final cálido (13'5 %). 
Final donde vuelven los varietales: avellana, mantequilla o citricos suaves.

Sabía que no me iba a fallar esta referencia, por eso la elegí. Mis otras opciones eran un Riesling de Alsacia, el Sauvignon Blanc de Cuatro Rayas o un Vinho Verde portugués. Buena relación calidad-precio que se mueve en torno a los 7 euros, y les invito a que se lo gasten porque es un Chardonnay muy completo y que va a cumplir en cualquier ocasión.

Imagen renovada a partir de 2016, a la derecha

Vivanco Crianza 2011 (DOCa Rioja)

La Taberna Gasca es uno de los locales con más solera del barrio Delicias. La C/ Barcelona nº 7 alberga una oferta de tapas y vinos que nada tiene que ver con lo que se hace en el resto de bares del distrito, y de ahí su fama. No confundir con el bar La Gasca (en Plaza Salamero), otra mitiquérrima tasca que aunque se sitúa en pleno centro de Zaragoza es todo lo contrario a la primera, pues en bar La Gasca incluso Torrente se plantearía si entrar.

Nota de Cata: En vista capa media y ribete a medio camino entre juventud y vejez. Nariz balsámica, notas de eucalipto, cuero, fruta negra cocida...muy Rioja. Boca amplia, fresca, mineral y afrutada (mora, ciruela pasa...). Una buena acidez sobre ecos especiados. Retronasal donde vuelven recuerdos terciarios como los de tabaco, que evidencian sus 16 meses de permanencia en barricas de roble francés y americano, y unos seis más en esta peculiar botella inspirada en las del siglo XVIII.

Pues éste es uno de los tintos probado en dicha taberna, salido de Bodega Vivancos (Briones, Rioja Alta). A las afueras de Briones, los suelos arcillo-ferrosos influídos por el Atlántico han procurado una materia prima que una vez en bodega ha sido rematada por una tecnología propia de las grandes familias del vino. En mi opinión este Tempranillo, muy a la altura de su precio (8'9o euros), abre la curiosidad de seguir probando lo relativo a esta colección. 

Bach Extrísimo 2015 (DO Cataluña)

¡Qué grande Bach! Maestro del estilo barroco e impulsor definitivo de la música erudita. No sólo marcó un antes y un después en el género barroco sino que hasta ahora nadie le ha superado en su estilo. Johann Sebastian se definía a sí mismo como un instrumento de Dios, y no es para menos en un hombre que le pegaba a todo y experimentaba como nadie. Para perderse en sus composiciones nada mejor que un blanco catalán como éste, elaborado con Chardonnay, Moscatel y Xarel·lo.

Nota de Cata: Nariz muy intensa y varietal para el Moscatel y el Chardonnay por lo que está muy muy presente la fruta blanca de hueso. Después se acoplan notas herbáceas, flor blanca y de manzana. Entrada dulce y suave que enlaza con una buena carga frutal, con protagonismo para el melocotón, sostenida por la correspondiente acidez. Final marcado por esos 12'5 grados junto a una acidez punzante que alarga y equilibran todo el conjunto e invita en la retronasal a la fruta blanca de hueso de nuevo.

Vino muy logrado para el pvp que tiene (3'15 euros), que lo hacen una referencia con muy buena relación calidad-precio porque cumple en todos los sentidos. Buen comportamiento en boca como lo tuvo su versión semi-dulce y una buena excusa para degustarlo con una paella de marisco, una lubina en papillot con sus verduras salteadas o en solitario escuchando Bach junto a la chimenea mientras llueve ahí fuera.

Alquez 2013 (DO Calatayud)

Mesón Martín, a pesar de estar a más de media hora a pie de la Plaza de Toros de la Misericordia supura al entrar todo el espíritu taurino de las arenas zaragozanas. Los mediodías de buen tiempo animan a sus clientes a consumir en la estrecha callecita (Maria Guerrero, 26 ) que esconde este local. En ella, copa en mano y barriga hasta las rodillas, los Mauricio Colmenero, Rodríguez Menendez y Torrentes del barrio comentan la última faena de Talavante o el hat-trick de Cristiano. En definitiva, un mesón de chuletones, tapeo, tradición, y de cómo no, grandes vinos de Aragón como éste:

Nota de Cata: Capa media y densas lágrimas escurren por la copa al mirarla. Nariz con todavía atisbos de sulfuroso, un puntito de cuero y de barrica, pero en mediana intensidad. Boca amplia, llena de fruta guapa concentrada, que es el sello de la Garnacha de Calatayud. En este caso adornada con un recuerdo láctico que enlaza con una buena acidez y dota al conjunto de viveza y nervio. Final cálido (14'5 % vol.) que da un tinto equilibrado, goloso y con mucha viveza como digo.

Si su “primo”, el Nietro Garnacha Viñas Viejas tenía cuatro meses de crianza, este Alquez aunque mantiene la edad del viñedo, añade más tiempo de envejecimiento hasta llegar a unos 13 meses de estancia en barrica. Bastantes meses, sí, pero aún así la Garnacha de altura es protagonista indiscutible, por eso es un referente de los tintos de Calatayud, de Aragón y digno de constar en la cuidada oferta de vinos que ofrece Martín. Toda la gama de grandes asados, chuletón a la piedra o croquetas le iran bien a este Alquez que será vuestro por unos 8 euros.

Torre Oria Reserva 2010 (DO Utiel-Requena)

Comprar vino en los supermercados de Juan Roig da para encontrar a veces interesantes referencias de la Comunidad Valenciana, como este tinto. Se trata de un Reserva del 2010 a base de Tempranillo con 12 meses de envejecimiento en barrica de seguramente roble francés. Bodega Torre Oria (afueras de Requena) embotella las marcas 'Marqués de Requena' y 'Torre Oria' para la Denominación de Origen Utiel-Requena.


Nota de Cata: Al descorchar encontramos un corcho nada calado para mostrar una capa media baja y ribete a medio camino entre juventud y vejez. Nariz muy tomada por el sulfuroso y que tímidamente deja escapar notas de madera propias del envejecimiento. Entrada dulce, afrutada, varietal y golosa, que enlaza con un buen golpe de roble (12 meses de crianza). No poca elegancia y finura. Acidez que se va manifestando a partir del tercer trago y final para los toques de maderizados y especia dulce.

Buena relación calidad-precio para una referencia muy apta para el día a día, así como para maridar asados, carnes rojas y estofados. Me ha gustado la elegancia que aporta la crianza pero por otro lado, olfativamente estaba muy tomado por el sulfuroso, que resistía incluso horas después del descorche. Precio de 3 euros que da lo que promete, más cosas positivas que negativas a mi juicio.


La Encina del Inglés 2014 (DO Sierras de Málaga)

Finca la Melonera (Ronda) propone un interesante blanco seco a base de Moscatel de grano menudo, Pedro Ximenez y Doradilla. La Doradilla, de origen supuestamente canario, se adapta bien a climas secos y cálidos donde esquivar bien oidio y botrytis como las sierras malagueñas o Almería. Destaca por su potencial en alcohol y en aromas, así como su capacidad para asociarse con otras variedades como el Listán, el PX o el Moscatel. Otros nombres que recibe son 'Forastera' y 'Gomera Blanca'.

Nota de Cata: En vista todo correcto. Nariz intensa y llena de matices: albaricoque, fruta blanca de hueso caramelizada, flor blanca, mandarina... Entrada dulce, muy afrutada, que enlaza con un desarrollo varietal propio del Moscatel de 'grano menudo'. Acidez que no preocupa por motivos evidentes y se hace esperar para llegar acompañada por la calidez final (13'5 % vol.), aportando una buena amplitud. Retro almibarada, agua de azahar...

He percibido cosas que recuerdan a los crus de Sauternes, como esa nariz tan compleja y volcada al albaricoque confitado o a la fruta blanca de hueso. En este caso acopla notas terpénicas propias del Moscatel como sello de los blancos de Sierras de Málaga. Digna relación calidad precio de 8'95 euros, que no dolerá a quienes quieran descansar un poco de blancos gallegos y verdejos.

Santo Cristo Roble 2014 (DO Campo de Borja)

La Cooperativa Crianzas y Viñedos Santo Cristo de Ainzón, en el corazón de la DO Borja, se creó hace ya 6o años como plataforma operativa para los viticultores de Vera de Moncayo, Bureta, Albeta y Ainzón. Ya se habló en este blog de una referencia salida de esta cooperativa: el Viña Ainzón Crianza, pero este roble tiene menos cosas, entre ellas su período de estancia en barrica.

Nota de Cata: Capa media y disco joven. Nariz más bien discreta. Boca afrutada (mora, arándanos...) con un buen toque mineral pero que no pierde la ligereza ni su intensa carga frutal. Destaca su buena acidez, su nervio y viveza. Final corto donde siguen sin aparacer los presumibles 3 meses en barricas de roble francés y americano.

Esta referencia se mueve por debajo de los 5 euros y es por ello que es uno de los tintos preferidos por los empresarios de bares de Zaragoza, donde comparte estante con los Motosierra, Azpilicueta, Coto de Hayas, Borsao y compañía. Prueben si quieren este S. C. Roble, pero si han de llevarse una botella, les aconsejo que se la lleven de su “primo” el Crianza.

Larmeu (DO Ribeiro)

Arriesgada propuesta de supermercados M*******a con un precio de 1'95 euros. Parece que se trata de un Treixadura de la Cooperativa Vitivinícola del Ribeiro. Recuerda a sus vecinos vinhos verdes del noroeste portugués, esos que al probar por primera vez no dejan a nadie indiferente.


Nota de Cata: Color amarillo pajizo con reflejos gualdos. Muy discreto en nariz, queriendo evocar flor blanca y cítricos. Una boca muy ligera y aún más suave que hace honor a sus 10'5 grados de volumen en alcohol. Es fácil de beber pero con nula amplitud y menos recorrido todavía. Final acidillo, sin nada más.

<<Insulso>>, <<si parece agua...>> o <<no sabe a nada>> son algunos de los comentarios de quienes han compartido este Larmeu conmigo. Yo no voy a ser tan resolutivo, sino que voy a proponer dos vinos de los supermercados de Juan Roig que sí merecen la pena: son dos tintos aragoneses y de la misma bodega, bajo el nombre de Borsao Garnacha Mítica y Borsao Barrica.

Beronia Crianza (DOCa Rioja)

Los Berones, pueblo prerromano asentado en la actual Rioja, dan nombre desde 1973 a una de las bodegas con más renombres de España. Nueve años después, el Grupo Empresarial González Byass asimilia esta bodega, definitivamente consagrándola en el país y cada vez más en el extranjero. Este crianza es un Tempranillo 90% - Garnacha 8% - Mazuelo 2% con un envejecimiento en barricas mixtas de duelas de roble americano y fondos de roble francés.

Nota de Cata 2013: En vista predominio de mucha carga polifenólica y de una buena cantidad de lágrimas que escurren por las paredes de la copa. Nariz no demasiado intesa comparado con su otra añada más abajo comentada. Boca amplia con un buen nervio que le aporta frescor y recuerdos a fruta de baya, en segundo plano notas terciarias. Final cálido donde vuelve la fruta roja menuda.

Nota de Cata 2011: Mucho color y carga glicérica. Menisco a medio camino entre juventud y vejez. Nariz intensa y golosa para la fruta en compota y la flor azúl. Después, especia dulce que evidencia su crianza de 12 meses. Boca muy muy afrutada (frambuesa, mora, cassis..) tras un eco especiado, con volumen y viveza patrocinada por una acidez Rioja style. Final ardiente (13'5 % vol.) y todavía afrutado para un gran equilibrio.

Gran equilibrio y gran relación calidad precio (6' 49 euros) para un tinto crianza muy recomendable. Además se trata de una referencia muy fácil de encontrar en bares y tabernas de clase media y media-alta. Y ojito porque tengo en mi bodega personal el Beronia Reserva 2010, el cual haré despertar en una ocasión de altura, así que todo el mundo atento a www.todoelvino.blogspot.com.es.

Langa Classic (DO Calatayud)

Diseño original y grandilocuente para lo nuevo de bodegas Langa. Este 1oo % Garnacha pertenece a viñedos con unos 7o años, después, en bodega, destaca una prefermaceración en frío a eso de 2oº C. En el apartado de envejecimiento se han dado 12 meses de crianza en barricas de roble francés y posteriormente 6 meses en botella. Comercialmente, he topado con esta referencia en un local de tapas y postureo del centro de Zaragoza : 'Nuevo tabernillas' (añada 2013) y 'Juan II' (2014). 

Nota de Cata 2014: Añada premiada con 91 puntos. Capa profunda con menisco jovial. En nariz fruta de baya madura de la buena, intensa y acompañada de especia negra. En segundo plano aparecen los recuerdos de barrica (12 meses). Boca potente, muy amplia y con una buena carga de fruta guapa. Final largo y cálido para un tinto serio y potente. Tanino presente que le augura un gran futuro: para descorchar de aquí a 10 años 10.

Nota de Cata 2013: Capa alta, muchas lágrimas y disco más joven que viejo. Nariz profunda y golosa donde predomina la fruta negra cocida y en segunda instancia flor azul. Boca amplia y exhuberante, llena de volumen que es un torrente de fruta. Acidez muy bien integrada que no se esconde. Final cálido y muy goloso donde se manifiestan los 14'5º de alcohol. Retronasal donde hay algunos toques de especia dulce.

Oro en el Berliner Wine Trophy (2013) para un representativo tinto de Calatayud. Y esa medalla supone un valor extra para el precio de esta referencia que se acerca a los 9 euros. En todo caso un tinto recomendable; recomendable con las tapas del 'Nuevo Tabernillas' y del bar 'Juan II', pero también con caza mayor, grandes asados, ragús, parrillada en el pueblo...