Brumes de la Tour Blanche 2013 (AOC Sauternes)

Voilà le troisième vin du Château la Tour Blanche issu de grapes botritysés : 75% Sémillon, 21% Sauvignon Blanc et 4% Muscadelle, les trois cépages blancs typiques du bordelais. La vendange de cépages botritysés exige passer plusieurs fois sur les mêmes vignes pour faire une vendange au moment juste de pourriture des grapes. Le résultat dans ce cas, un équilibre parmi la puissance alcoolique (13'5 %), l'acidité (environ de 4 gr/l. de H2SO4) et le douceur (plus de 1oo gr/l. de sucres résiduels).

Couleur jaune paille avec robe doré. Un nez complex : herbacé, sucré, miel, floral, d'agrumes, de fruits confits, c'est à dire, les arômes typiques des vins de Sauternes en haute intensité. Entrée sucrée et puissante (13'5 % vol.), une suivie très dense et avec grand ampleur où arrivent les notes iodés tellement typiques des grapes botritysés. Finale puissante et un petit peu amer pour gagner rondeur où reviennent les agrumes et le côté iodé delicieux des grapes pourris confits. Servir autour les 10º C jusqu'à 2017 même.

Je vous encourage d'ici à vous approcher Château La Tour Blanche (partageant lieu avec l'école des métiers de la vigne à Bommes) où Monsieur Barrau (directeur) et Philippe Pélicano (maître de chai) vous montreront le chai et vous mettront à la portée du Brumes 2013 par 12 € la bouteille. Rélation qualite-prix très intéréssante mais vous aurez aussi l'opportunité de choisir le deuxième vin du Château : 'Les Charmilles' et le vin top : 'Tour Blanche', tout les 2 consacrés pour une occasion espéciale.

Viña Ainzón Crianza (DO Campo de Borja)

Desde la Cooperativa Crianzas y Viñedos Santo Cristo de Ainzón, en el corazón de la DO Borja llega éste lógicamente Garnacha con un 25% de Tempranillo procedentes ambos dos de viñedos con 550-600 metros de altitud y suelos arcillo-ferrosos. La crianza se basa en 10 meses en barricas de roble americano cuyo resultado es éste :

Nota de Cata : Capa media-alta a pesar de la mala iluminación del local. Una nariz con mucha fruta, fruta negra (mora, cassis) y también fruta roja tal como la fresa o la cereza y un puntito de cuero acompañado sutilmente de madera. Olfativamente positivo e intenso pues. Entrada en boca que es un torrente de fruta (frambuesa, cereza...) que se desarrolla con amplitud y carnosidad confirmando un vino de calidad. Acidez que en los primeros tragos queda muy pulida. Final caluroso y etílico que deja un gran equilibrio y mejor cuerpo.

Goloso tanto en nariz como en boca. Una gran opción que se mueve entre los 5 y los 6 euros, tan gran opción que ya lo sirven en comuniones, por lo que lo voy a encuadrar en vinos para celebraciones, pero va a quedar bien en cualquier contexto. De la misma bodega han de salir también Moscatel de Ainzón con un pvp de unos 4 euros, es decir, de lo mejor en cuanto a calidad-precio en vinos dulces.

Tres de Tresmil (VP Aylés)

Pago de Aylés propone para su vino top un coupage de Merlot, Garnacha y Cabernet-Sauvignon seleccionado de 3 viñedos pertenecientes a las 3ooo Ha que dan nombre a esta referencia. La crianza ha sido de 12 meses, en un 75% barricas nuevas y un 25% barricas de segunda llenada. Estas son algunas de las características de Tres de Tresmil, pero en torno a todos los vinos de la familia Ramón hay un halo de exclusividad e identidad que los diferencia de los cercanos caldos de la DO Cariñena, buscando acercarse a la idea de Château francés que poco a poco van logrando tras años de trámites burocráticos y a base de millones.

Nota de Cata : Capa alta y color cereza picota pero con el borde rumbo al naranja que confirma sus 12 meses en barrica. Lágrima bien presente como en los grandes.
Una nariz muy intensa todavía sin oxigenar donde se intuye un gran equilibrio entre fruta madura y barrica. Más tarde se une la especia, los balsámicos, el toque de pimiento verde típico del Cabernet y un puntito animal que ira de menos a más. Una entrada en boca imperial, que es un dulce torrente de fruta madura. Desarrollo explosivo, voluminoso, lleno de estructura, cuerpo y fruta en convivencia con la madera...escandaloso. La acidez es el nexo que no se esconde entre la dulce entrada y el final, que es muy persistente y cálido poniéndose de manifiesto los... ¡ 14'5 grados de alcohol ! Retronasal donde vuelve la viveza de la fruta negra y la calidez del grado.

Sobresaliente, tiene todo lo que se le puede pedir a un gran vino porque 3 de 3000 es un tinto digno de boda. Premio Bacchus de Oro en 2013 (no lo quería poner antes para no influír) y nada que envidiar a los grandes Burdeos, doy fé porque conzoco de buena mano esos caldos. Justificado absolutamente su pvp de 18'90 euros. De la misma bodega salen también por si os interesan 'Y de Aylés' y 'A de Aylés', ambos con calificación Vino de Pago.


Corona de Aragón Blanco (DO Cariñena)

Lo nuevo de Corona de Aragón ya está aquí en forma de coupage de Macabeo y Chardonnay. La bodega es un referente de Cariñena por el volumen de vino que mueve, así que no es necesario ningún tipo de publicidad más por mi parte, vayamos al grano :

Nota de Cata 2016: Amarillo pajizo de manual. Nariz fresca, con predominio de fruta blanca crujiente o más tímidamente de banana. Intensidad media-alta. Boca que pone de manifiesto el lado más Chardonnay (avellana, piña...). Buena acidez que está en su sitio y final con más recuerdos a manzana del Macabeo. 13 grados de alcohol muy integrados para un blanco fresco y correcto.

Nota de Cata 2014: En nariz manzana, pera y flor blanca pero sin demasiada intensidad. Entrada dulce (13º) con aún un poco de CO2. Desarrollo en boca con una acidez muy bien controlada. Aunque enseguida cae, no persiste. Retro-gusto para la fruta blanca de hueso.

Vino degustado a pocos metros de donde se elabora además, osea que recién embotellado como quien dice, de ahí la presencia de CO2 que puediera haber. PVP 3'9o euros que lo hacen, en mi opinión, una opción más. De esta casa a mí me gustó el Anayon Chardonnay (con barrica) y el Moscatel Corona

La Atalaya 2012 (DO Almansa)

Ya hace más de un año que descubrí los vinos de Almansa a través de bodegas Atalaya, una de las pertenecientes al grupo Orowines, de la familia Gil de Jumilla, y de también Jorge Ordóñez, grupo empresarial con bodegas en Zamora, Montsant, Rueda (de donde salió Shaya 2012) o Ateca en Zaragoza (de donde salió el Honoro Vera). Tras probar su versión jóven (Laya 2013), me encuentro con este 'La Atalaya' que también está vinificado con Garnacha Tintorera y Monastrell pero con una crianza de 12 meses en franceses.

Nota de Cata : Muy alta capa de color cereza madura con coloreada lágrima gracias al predominio de la Garnacha Tintorera (conocida como Alicante en Francia). En nariz fruta negra madura, regaliz, especia dulce, un poco de balsámico e incluso un puntito animal. Entrada en boca etílica y afrutada (mora, ciruela...), buen cuerpo y recorrido. Retronsal donde vuelve la fruta en compota pero acompañada de unas notas de caramelo.

En general es la apuesta del sudeste español, ¿no? Mucho color, mucho volumen, mucho grado alcohólico, variedades autóctonas... No seré yo quien juzgue el perfil de vino que se ha elaborado toda la vida en Almansa, Murcia, Alicante, etc. El pvp es de 10'50 euros y lo recomiendo a quienes gustan de los tintos con las características recién comentadas.

Alfonso Oloroso Seco (DO Jerez-Xérès-Sherry)

La DO Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda son dos denominaciones que comparten el mismo Consejo Regulador. Situadas en la provincia de Cádiz, sus vinos, denostados desgraciadamente por el consumidor medio español, hacen furor en el Reino Unido ya desde el siglo XVII logrando que las exportaciones salven las arcas de los viticultores y bodegueros jerezanos.

Hablar del suelo del Marco de Jerez es hablar de las albarizas : terrenos blanquecinos, esponjosos y de gran retención hídrica que, junto a la triple influencia atlántica, fluvial y de las marismas permiten un medio único para el desarrollo del Palomino Fino, Moscatel y Pedro Ximenez (estos dos últimos consagrados para vinos dulces, no para generosos) a lo largo de sus aproximadamente 6821 hectáreas.

Los vinos generosos se elaboran a partir de la variedad Palomino, que una vez vinificado elige qué tipo de vino de Jerez quiere ser : los de más calidad acaban siendo Finos y Manzanillas (beneficiándose de la crianza biológica o bajo velo), si además de crianza biológica sufren una crianza en barricas llenas hasta las 4/5 partes (osea, en aerobiosis) estamos ante un Amontillado o, de menor rango, un Palo Cortado. Finalmente, los vinos encabezados con alcohól vínico y crianza oxidativa (recién explicada) serán Olorosos. Lo que es común para todos es la guarda mínima de 3 años en Criaderas y Soleras, que cede el carácter y el alma de los vinos del Marco de Jerez.


Nota de Cata : Presenta un color entre el oro viejo y el ambar a causa de la oxidación buscada durante la crianza. En nariz es complejo, convergen los tonos propios de la madera con recuerdos añejos y desván. Tras remover la copa se suman notas de frutos secos y un lado iodado propio de las cosechas pasificadas. No sólo esto, además tostados y caramelo están invitados en esta fiesta del perfume. También hay que destacar la abundante lágrima lógica debida a sus 18% de vol.). Entrada seca y etílica, que enlaza con los frutos secos y un desarrollo graso, lleno de matices. Final etílico y retronasal maderizada.

Ojo con el maridaje porque se va a apoderar de cualquier manjar que no sea queso curado como por ejemplo el manchego, Idiazábal o parmesano, también admitiendo platos de carne consistentes como el cohinillo asado, carrillera ibérica con salsa, manitas de cerdo o callos con garbanzos, también tapas con carácter como boquerones, anchoas, jamón de Teruel o jamón ibérico... ya me entendéis. Pvp próximo a los diez euros.

Cims de Porrera Clàssic 2006 (DOQ Priorat)

Un Priorat clásico de mano de Cellers Cims de Porrera situada en la localidad de Porrera, a 38 kms de Tarragona. Un celler que que mira por la microproducción en pos de la calidad, trabajando la Garnacha y la Cariñena acompañadas a menudo de otros cépages franceses para redondear. En este caso la variedad Cariñena viene sola, sin más compañía que un gran periodo de envejecimiento.


Nota de Cata : Capa bastante alta y disco ladrilláceo, color envejecido desde luego. En nariz me ha recordado a un Oporto por lo añejo. Destaca aquí el caramelo, la madera (18 meses en barricas de roble francés), la fruta negra en compota y la especia dulce, todo ello muy intenso y complejo por lo tanto. Entrada en boca cálida y etílica por los 14’5 % de volumen alcohólico, con un desarrollo de buena acidez y un largo final que redondea todo el conjunto. Post gusto a caramelo.

PVP de 40'50 € que lo hace prohibitivo, por lo demás un vino de gran equilibrio a pesar de los años, una alta complejidad y una buena oportunidad de probar una Cariñena con tanto tiempo de guarda y proviniente del Priorat donde expresa todo su potencial. Yo lo degusté en clase Cata y Cultura Vitivinícola junto a mis compañeros, uno de los vinos más exclusivos de aquella asignatura.


Domaine du Tariquet Premières Grives 2013 (IGP Côtes de Gascogne)

L'IGP Côtes de Gascogne se trouve au sud-ouest français avec une influence climatique pyrenéenne et landaise. Le terroir gascon a 13000 Ha et est consacré aux vins blancs à partir du Gros Manseng, Ugni Blanc, Colombard, Chardonnay et Sauvignon. Il y a aussi des vins rouges mais plutôt dans la sous-région de la Ténarèze.

Château Tariquet est une entreprise familiale avec une ancienne origine mais ne sera pas jusqu'aux années 80's qu'ils vont produire vin blanc et rosé. Ils sont engagés avec l'environnement à l'heure de travailler son vignoble qui est situé au coeur de la Gascogne viticole. Voilà un 1oo% Gros Manseng démi sec.

Un couleur jaune citron, clair et transparent. Un nez fruité, floral et sucré étant donné qu'il s'agit d'un démi sec. Entrée sucré délicieuse (11% vol.) qui va lier avec une bonne acidité qui l'aporte fraîcheur et va continuer avec un palais rond et de fruits doux. À remearquer donc l'équlibre parmi l'acidité et le douceur. Finale moyenne-longue et un chatouillement au fin de la gorge pour mettre terme à un très sympa vin.

Un des nombreux cadeaux que j'ai reçu sur mon stage viticole à Bommes (Sauternes), cette fois d'une des amies que j'ai y fait et qu'on a pu goûter dans son propre foyer. Merci, Martine. Bon, un vin à juir environ des 10º/12º C avec des plats épicés, des apéritifs et sur l'entrée.


Resalte (DO Ribera del Duero)

Muy interesante visita la hecha a Bodegas Resalte de Peñafiel (entre Peñafiel y Padilla de Duero) el pasado verano donde me atendieron de maravilla. Destacar aparte del esmero y la dedicación en todos las fases de elaboración, la preocupación por el buen coupage entre el vino de los distintos terruños vinculados a la propiedad.

Más sorpresas como la utilización de un depósito-grúa donde la uva sólo despalillada (previa selección en viñedo y en tolva de recepción) evita el maltrato de la bomba de vendimia en el encubado, o la pasión que procesa hacia su oficio el enólogo Enrique Andrades, que me explicó con todo lujo de detalles los pormenores y atenciones para conseguir unos tintos diferenciados de los que se hacen en la ribera del Duero.

En lo referente a los tintos 2 gamas : la normal (Peña Roble) y la alta (Resalte), que incluye Resalte Reserva, Gran Resalte más las que paso a describir a continuación por orden : Resalte Vendimia Seleccionada (2012) y Resalte Crianza (2006). 



Resalte Vendimia Seleccionada (2012). Nota de Cata: Muy buen color que no me deja terminar de definir...Buena intensidad en nariz con protagonismo para la fruta negra (Cassis, ciruela pasa ), recuerdos lácticos y un toque de barrica (7 meses en americanas). Con el paso de los minutos se va volviendo más y más Ribera, y más. Entrada en boca todopoderosa y etílica (14% vol.). Desarrollo que es un torrente de fruta, fruta guapa, con mucha viveza y gran estructura. Acidez que se deja entrever trago a trago siempre integrada. Final largo y cálido que deja un buen equilibrio.



Resalte Crianza 2006. Nota de Cata: Capa media y color efectivamente de crianza. En nariz a priori aparecen notas balsámicas, recuerdos a tabaco... Más tarde se produce una evolución a compota de frutos negros y especia dulce sin dejar de lado la tipicidad del terroir. En boca destaca por su amplitud y cuerpo, un volumen que llena la boca, una boca carnosa que deja un largo recorrido y una sensación de equilibrio y armonía. Esconde un algo más que no puedo explicar, un halo complejo y místico.
 
Muy recomendable visita a los amigos de Resalte, si tenéis pensado elegir unas cuantas bodegas de esta zona de Ribera del Duero para pasar unos días no lo dudéis. Os recomiendo también visitar sea dicho de paso Peñafiel naturalmente, Pesquera de Duero, las Hoces del Duratón o los pueblecillos del norte de Segovia regados por dicho río, veréis la hospitalidad de sus gentes.


Marqués de Riscal Sauvignon Blanc 2014 (DO Rueda)

Marqués de Riscal con su bodega en la misma localidad de Rueda, que da nombre a la DO, es uno de los grandes productores de la región pues atesora más de 2oo Ha de viñedo. Las variedades son mayormente el Verdejo (buque insignia de Rueda) pero también Viura y Sauvignon Blanc como esta referencia :


Nota de Cata : color amarillo pajizo con reflejos plateado-verdosos. Nariz con abundante melocotón en mi opinión, acompañado de fruta de la pasión, de rosas... un verdadero perfume. Entrada suave y aterciopelada, con un desarrollo también ligero a pesar de los 13º. Retronasal herbácea y floral, pero escasa persistencia.

Un vino femenino y fácil de beber. Sus levaduras, Sus aromas, de lo mejor, recordando a la Gewürztraminer. El PVP de 9 euros lo hacen indicado para degustar una variedad poco común en el lineal de grandes superficies y acabar siendo disfrutado frente a una ensalada o un pescado al horno.